“El PAN ya es un club privado” por Jesús CP

      Comentarios desactivados en “El PAN ya es un club privado” por Jesús CP

Lastima ver al PAN quemando sus valores democráticos. Siendo la institución que más colaboró en la construcción de la democracia en México, hoy es candil de la calle, oscuridad de su casa.

En Colima quieren imponer de dirigente a Alejandro García Rivera, “el Mono”, tanto Jorge Luis Preciado como Pedro Peralta. Ya se les olvidó cómo partieron al partido y el ridículo show que hicieron los últimos cuatro años. Por eso, me dio gusto cuando me enteré que se postularía Paco Santana, ex dirigente de Acción Juvenil. Lo conozco de años y es un político decente como los que necesita el partido. Ojalá los panistas no se dejen imponer y lo apoyen. Va cuesta arriba, pero así se hacen las verdaderas luchas y así se gana el respeto.

 

En lo nacional, hace un año, a pesar del agandalle de la candidatura por parte de Ricardo Anaya mediante una genial maniobra política,  todavía había disputa, por lo menos, entre “anayistas” y “rebeldes” (casi todos “calderonistas”). Ya ni eso.  Hoy, la elección de la dirigencia nacional se resume casi a una sola línea: Marko Cortés.

En Colima, Preciadistas, Anteristas, Peraltistas, están con Marko. Eso no habla bien de ningún partido. La unidad no va de eso.

No abono al pleito sino a la pluralidad y a la convivencia de diferentes ideas con mismos valores. Pero no se equivocan quienes dicen que el PAN se encuentra secuestrado.

El PAN desde hace casi cinco años se convirtió en un club privado en el que ni los propios entran. Ya contó el expresidente Felipe Calderón que ni sus hijos pudieron afiliarse. El colmo: A la exdiputada federal, por el PAN, Eloisa Chavarría, tampoco la afiliaron.

No me la cuentan: me registré en Acción Nacional hace 15 años como militante “adherente” (hoy figura inexistente). Años después, hice el curso de capacitación para volverme militante activo (sin albur), pero perdieron mis fotografías y nunca se culminó el trámite. Así lo dejé muchos años. Vino el refrendo de militancia con Gustavo Madero y lo hice. Meses después, sin previo aviso, el partido desaparece la figura de militante adherente. En el 2014, intento reingresar y debías hacer, supuestamente, unos cursos en línea, pero nunca funcionaban. En el 2015, nuevamente intento hacer mi registro, me generan la clave RM00008215 pero a la hora de acudir al comité municipal, me entero que llevan meses sin impartir los cursos de capacitación, requisito para poder afiliarte. Es fecha que siguen sin impartirlos.

Acción Nacional no puede convertirse en una secta,  en donde se imponen líderes que ejercen un poder sobre sus militantes. Que regresen la democracia.

Jesús CP