Veo un Colima con hambre y sed de…

      Comentarios desactivados en Veo un Colima con hambre y sed de…

Atención y chayote. ¿A qué periodista con 3 gramos de dignidad le interesa un premio otorgado por la clase política? ¿Quién en su sano juicio se toma fotos con Fernando Cruz, director de comunicación social del gobierno de estado? ¿Qué prestigio te puede dar un premio otorgado sin ningún rigor académico?

Veo una clase política hambreada, en donde muchos de sus personajes, buscan adjudicarse el paso gratuito de la caseta, distraída de los problemas importantes que deberían estar atendiendo cada uno, desde sus funciones y facultades. Un gobernador que pelea el plato de los méritos a una delegada que perdió el piso hace tiempo. Una 4T que se engolosina asignándole el logro al presidente.

Un alcalde capitalino que ya está sediento de votos. Carente de obras y buen gobierno, pasó de ser un opositor del Festival del Volcán, a un ridículo presentador y animador del mismo. Ya le dio sed de la mala: de la que trae su obsesión de ser gobernador.

A un tal Agustín Díaz Torrejón que, vergonzosamente, se autonombra “el abogado del pueblo”. Famélico de atención y reflectores. Quien aparece en donde no lo llaman, “defendiendo” a quien no se lo pide. Con intenciones de crear un “quién sabe qué” “para quién sabe quién” “para quién sabe cuándo”.

Una Federación de Estudiantes Colimenses, moribunda, intentando ganar opinión social con descuentos sacados del cu… aderno de improvisaciones.

Hambreados y sedientos, pues, están los protagonistas de la agenda política de este estado. Que se sacien practicando el arte de la política. Y que no hagan gestos.